Por: Rodrigo Velázquez                                                                                                   Foto: Dale León

El club deportivo Cruz Azul fue eliminado ayer (19/feb/2019) de la etapa de grupos de la Copa Mx, jugó en el Estadio Azteca, un empate le era suficiente para avanzar, pero fue derrotado por el equipo de  Alebrijes por marcador de 0-1, por lo que el equipo de Alebrijes clasificó y dejó fuera al Cruz Azul.

Publicidad

Haber quedado eliminado de la copa en etapa de grupos y a manos de un equipo de la liga de ascenso, hace que sea un fracaso aún mayor; y si a esto le sumas que en la liga se encuentra en lugar 14, además el equipo tiene muy pobre funcionamiento y marca muy pocos goles ya que sus delanteros tienen la pólvora mojada.

Toda esta serie de malos resultados han hecho que el ambiente interno de Cruz Azul se vea afectado, y prueba de esto son la serie de desafortunadas declaraciones que ha tenido Pedro Caixinha.

Son muchos los factores que se pueden atribuir a esta crisis del Cruz Azul, el primero sería el poco tiempo para preparar este torneo; los jugadores que llegaron a reforzar al equipo no han rendido como se esperaba, los delanteros pasan por una sequía goleadora, sus dos generadores de juegos (Elias Hernández y Roberto Alvarado) han tenido un notorio bajón de juego y la defensa que había sido el pilar del equipo ha cometido errores puntuales que les han costado partidos.

Es momento de que Cruz Azul muestre la madera de equipo “grande”, ya que el torneo pasado todo les salió bien y parecía un gran proyecto, pero este torneo se presentan las verdaderas pruebas y es ahora cuando Ricardo Peláez, Caixinha y los jugadores deberán hacer lo necesario para mejorar y poder competir por los lugares de liguilla.

Comentarios

comentarios

Publicidad