Mucha gente se quedó con la duda de dónde jugará León después de que La Suprema Corte de Justicia fallara a favor de Zermeño en el caso del Estadio Nou Camp.

Pese a que el gobierno de León perdió la propiedad del Estadio, la Fiera seguirá jugando en su casa.

Las autoridades locales firmaron un contrato con la directiva del club por la renta del lugar.

En él se acuerda que los Esmeraldas podrán usar el estadio hasta el 2022.

Durante el 2012 en la administración municipal de Bárbara Botello, se renovó el convenio que se tenía con BH Capital, pues estos le habían vendido el equipo a Grupo Pachuca.

Fue en este cambio de dueños que se pactó que el Nou Camp le sería rentado a la Fiera por la cantidad de cerca de 108 mil pesos mensuales. Además de que si el equipo se movía de la ciudad, tendrían que pagar una multa de 150 millones de pesos. Así que tampoco se podrá mudar el equipo tan fácil.

Así que a los Verdes les quedan cuatro años de vigencia al convenio, tiempo suficiente para que se haga un nuevo y mejor estadio.

Comentarios

comentarios