Por: Rodrigo Velázquez La gran rivalidad que existe entre México y Estados Unidos en temas de fútbol es constante y creciente. En esta rivalidad, a México casi siempre le ha tocado levantarse el cuello como “El Gigante de la CONCACAF”, sobre todo a nivel selección y con su Liga, la más competitiva de la zona, pero en los últimos años la MLS se ha propuesto expandir su liga, y sobre todo mejorar el nivel futbolístico.

El torneo de Campeones de la CONCACAF y algunos torneos recientes que enfrentan a equipos de las dos ligas han servido como parámetro para establecer qué equipos están mejor, los resultados respaldan a los equipo de la Liga Mx, quienes han logrado vencer en más ocasiones a los equipos de la MLS, pero cada año les cuesta más trabajo imponerse.

El principal factor que siempre he considerado que hace más fuerte a la Liga MX sobre la MLS, es el futbolista promedio, la calidad del futbolista promedio en la Liga Mx es mayor que la calidad del futbolista promedio en la MLS, a qué me quiero referir con “jugadores promedio”, a los futbolistas que no son titulares indiscutibles, a los que no son el punto de referencia o los más destacados por su club.

Hay extranjeros que vienen a la Liga MX, y no logran tener el rendimiento que los consolide en algún equipo, posteriormente llegan a la MLS,  se vuelven figuras y tienen grandes temporadas, esto en gran parte se debe a que en la MLS no hay tanta competitividad entre todo los equipos como en la Liga MX, y el ritmo de juego en la MLS es más lento.

Lo que veo muy inteligente de la MLS, es empezar a llevarse a jugadores consolidados en la Liga MX, si bien están pagando grandes cantidades de dólares, están buscando aumentar el nivel futbolístico los planteles de su liga; y mucho ojo, porque una buena amalgama entre su sistema de DRAFT y las grandes cantidades de dólares a su disposición, nos hace pensar que la MLS puede superar en pocos años a la Liga MX.

Si bien, en México se cuenta con una gran inercia de años y años haciendo más grande el show del fútbol, pero en cuestión de infraestructura, es individual, todo depende de cada uno de los clubes, y algunos lo están haciendo muy bien, pero muchos otros no han sabido estar evolucionando, mientras que en la MLS, se han encargado de ir dotando de identidad, estructura y recursos a cada uno de sus equipos.

Considero que es justo ahora cuando el fútbol mexicano, tiene que ser muy inteligente en la manera de administrar el desarrollo del futbol en el país, y en cómo y en qué se empieza a invertir las grandes cantidades que están pagando equipos de la MLS por jugadores de la Liga MX.

Comentarios

comentarios

Publicidad