Luego de que León hilara su cuarta derrota consecutiva como local tras ser goleado el domingo 4-0 por Puebla, el mediocampista de la Fiera Leonel López aceptó que es más difícil jugar en casa por la presión de la afición.

“No sé, a veces el jugador se siente más cómodo jugando fuera de casa. A veces también la afición es muy exigente. A veces nos motiva, pero a veces también nos juega en contra”, señaló.

Estas declaraciones son muy parecidas a las de Alexander Mejía, quien también señaló a la afición por los abucheos que recibían a pesar de dar su mayor esfuerzo.

No me gustó cómo salimos silbados, nos habían aplaudido ante Pumas, necesitamos el apoyo de la gente, que la gente salga con buena disposición, en peores situaciones el equipo ha sido apoyado”, dijo.

Cabe recordar que ambos futbolistas no son los únicos que se han quejado de la afición Verde, pues antes de ser despedido, Javier Torrente acusó que la afición no ayudaba, solo presionaba.

“No me interesa lo que piense la afición, que pinche presión tenemos en casa cuando jugamos, porque en definitiva la gente en vez de apoyar, está queriendo resultados que no se nos están dando, por eso jugamos más tranquilos de visitante. En vez de transmitirle apoyo incondicional al equipo, transmiten ansiedad y nerviosismo, lo que piense la gente no me interesa”, señaló en su momento el ex técnico de los esmeraldas

La Fiera está por cerrar una de sus peores temporadas como local en los últimos años, sumando apenas dos triunfos en su cancha.

Comentarios

comentarios