La Dirección General de Fiscalización y Control inhibió la realización de otra fiesta clandestina.

Ésta tendría lugar en la Colonia Medina. Iniciaría a las 08:00 pm y terminaría a las 03:00 am.

Publicidad

Los boletos fueron vendidos con antelación y tuvieron un costo de entre 80 y 100 pesos.

Los inspectores de la dependencia llegaron al lugar a las 07:00 pm, cuando ya estaba instalado el equipo de sonido. Tanto los organizadores como el propietario del salón fueron informados sobre la ausencia de permisos, indicados por el Reglamento de Establecimientos Comerciales y de Servicios, y optaron por suspender el evento.

Luego de las 8:00 pm comenzaron a llegar las y los invitados, en su mayoría, menores de edad. Cabe señalar que uno de los organizadores tampoco contaba con los 18 años de edad.

De enero a marzo de 2019, la Dirección de Fiscalización ha detectado y suspendido la realización de siete fiestas clandestinas.

El gobierno de León invitó a la población leonesa a actuar con responsabilidad y tramitar los permisos pertinentes para la realización de fiestas. Con esto, todos contribuimos a que en León persista el orden y que los eventos se lleven a cabo con seguridad para sus asistentes.

Comentarios

comentarios

Publicidad