Publicidad

El primer curso de equinoterapia ofrecido por la Secretaría de Seguridad Pública de León, concluyó con la ceremonia de su primera generación de pacientes.

En una cita en las instalaciones de la policía montada, padres de familia y sus hijos, acompañaron a las autoridades y a los terapeutas, en una ceremonia donde se mostraron los beneficios de la equinoterapia.

Mario Bravo Arrona, secretario de Seguridad Pública de León, dijo que si bien el curso concluyó, más adelante los pacientes seguirán teniendo la oportunidad de tomar sus terapias y obtener sus beneficios.

La equinoterapia funciona para que las personas con alguna discapacidad, se incorporen a las actividades de la vida cotidiana.

La señora Cristina, madre de familia de una menor de nombre Karla, platicó que a un año de que su hija toma terapia, ha visto avances en su sistema psicomotor y mejoras en su vida diaria, emocional y estabilidad física.

Fueron al menos 32 pacientes los que formaron parte del grupo de pacientes, cuyo programa va dirigido a toda las personas de 1 a 17 años de edad, que cuenten con algún padecimiento de tipo psicomotriz para recibir este método terapéutico.

Rodrigo uno de los terapeutas reconoció a los padres de familia que se sumaron al primer grupo, de igual forma exhortó a continuar trabajando con cada uno de los pequeños para generar una mejor calidad de vida y poder integrarlos a la sociedad.

Al final de la ceremonia se ofreció una muestra de la equinoterapia.

Comentarios

comentarios

Publicidad