Después de que el pasado lunes cuatro menores de edad perdieron la vida en dos hechos violentos, el Alcalde de León, Héctor López Santillana, aseguró que los sucesos son un reflejo del problema de la drogadicción y la desintegración familiar.

“Lamento mucho esta situación que es un fiel reflejo de esta descomposición social y violencia intrafamiliar.

“Uno de los hechos está asociado con la violencia intrafamiliar y el otro a un ajuste de cuentas hasta la información que yo tengo”, expresó.

López Santillana destacó la importancia de seguir trabajando con la sociedad, aunque no se ha sabido de campañas para la prevención de adicciones ni de otro tipo.

Comentarios

comentarios