Publicidad

Una barda que se encontraba inclinada y ondulada en el panteón de San Nicolás, va a ser derribada y en su lugar se edificará una nueva, a fin de eliminar riesgos a la ciudadanía.

El muro de poco más de cuatro metros de altura se ubica sobre el cruce de las calles Hernández Álvarez, a varios pasos de Juan Valle en la colonia San Juan de Dios.

A días de ser derribado se encontraba sostenida por varios polines y la pared delimitada con cinta amarilla.

Último Minuto realizó esta mañana de jueves, una visita con comerciantes y vecinos que comentaron que la barda tenía más de 40 años y que las quejas sobre las fallas en la construcción ya tenían meses sin que hasta ahora tuviera una solución.

Personalde la Secretaría de Salud Municipal, informó que desde el día miércoles, empleados del panteón municipal y de Obra Pública, hacen los trabajos correspondientes a fin de que el peso de la parte alta de la barda disminuya y se elimine cualquier riesgo.

Trabajadores del panteón de San Nicolás, mencionaron que nunca hubo riesgo de colapso en las bardas, pero que los miembros de la Atención Contra Riesgo Sanitarios y Encargado de Panteones Municipales, informaron a Protección Civil, para que hiciera un dictamen que determinó había ondulamiento.

José Valdés Silva, titular de la Atención Contra Riesgo Sanitarios, ordenó la delimitación de la zona y que se hiciera el derrumbe de la barda para evitar riesgos.

Las lluvias y la humedad son factores por los que la barda empezó a ondularse.

La dependencia de salud municipal señaló que la altura de las bardas será derrumbada hasta la mitad, lo equivalente a los 2 metros de altura, por lo que los trabajos podrán durar tres días más.

Para que los labores no afecten las visitas por el día de muertos, cuando pasen estas fechas el derrumbe será terminado y luego el nuevo muro estará levantado en su totalidad.

Comentarios

comentarios

Publicidad