Publicidad

Debido a la pandemia, desde abril de 2020 el Gobierno Municipal a través de la Dirección General de Fiscalización y Control ha suspendido todo tipo de fiestas y celebraciones.

A lo largo de este fin de semana fueron suspendidos dos bailes sonideros, uno de la tercera edad, cinco fiestas y una festividad religiosa. Esta última se realizaba en el templo de El Barrio Arriba, donde se festejaba el día de San Nicolás de Tolentino, con sus tradicionales panes chiquitos.

Publicidad

Alrededor de las 5 de la tarde, personal de inspección de la dependencia solicitó a la Banda Auténtica del Bajío y a otras personas presentes en el lugar, parar el festejo. No obstante optaron por entrar y continuar tocando al interior del recinto religioso.

Fue hasta cerca de las 9:30 de la noche que los integrantes de la banda salieron del templo y aunque intentaron continuar tocando, la dependencia se los impidió.

Con ello se retiraron además las 250 personas que pretendían continuar con la festividad. Asimismo, se suspendió una boda en la que habia cerca de 400 personas; ésta tenía lugar en la comunidad de San José del Resplandor. Fue necesario solicitar el auxilio de la Policía Municipal para poder frenar el festejo nupcial.

Cabe señalar, que los asistentes intentaron frenar las acciones de inspectores y policías ofreciéndoles sumas de hasta 20 mil pesos en efectivo.

Asimismo, la dirección de Economía levantó 53 folios de infracción por falta de medidas sanitarias, en los recorridos a distintos Centros de Abasto y Tianguis de la ciudad, esto, del 6 al 12 de septiembre.

Por último, la dirección de Movilidad informó que ha más de 17 mil 400 usuarios del transporte público se les ha negado el servicio por falta de cubrebocas.

Comentarios

comentarios

Publicidad