El daño renal de inicio no presenta síntomas, por lo que es recomendable evitar factores de riesgo.

Hoy en el Día Mundial del riñón, por lo que la población en general, su principal función es filtrar la sangre para que el organismo deseche sustancias que no le son necesarias, pero ésta es la más importante, ya que tiene un gran número de funciones.

Publicidad

“Los riñones pueden afectarse por padecer enfermedades crónico degenerativas, hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus; también por exposición a factores ambientales como intoxicación del agua, exposición y sobredosificación de medicamentos”, comentó el doctor Severo Manuel Abraham Mancilla, nefrólogo y coordinador del Programa de Trasplante Renal, de la Unidad Médica de Alta Especialidad No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Se debe tomar en cuenta que las personas que están con mayor número de factores de riesgo para daño renal, además de los ya mencionados, son personas con obesidad y quienes presentan enfermedades autoinmunes; se debe procurar una vida saludable a través de una alimentación balanceada, correcta ingesta de agua natural es fundamental, evitar bebidas endulzadas y procesadas, evitar el tabaquismo y la exposición a drogas, que son potencialmente tóxicas para los riñones.

Dijo el especialista del IMSS que hace algunas décadas la enfermedad renal era considerada una enfermedad de adultos mayores y los casos se presentaban después de los 50 o 60 años de edad, en etapas avanzadas; sin embargo, actualmente ha aumentado la prevalencia en adultos jóvenes y menores de edad.

La automedicación también es un riesgo, ya que los órganos son vulnerables a la exposición de determinados fármacos, cuando no existe una supervisión médica profesional; sobre todo se debe evitar el uso indiscriminado de analgésicos, antibióticos, herbolaria y otras sustancias que son utilizadas para bajar de peso y contienen ciertos medicamentos que llegan a ser tóxicos.

La población que está vulnerable a desarrollar enfermedad renal por medicamento son las personas mayores de 60 años de edad, con diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares, así como quienes se exponen a sobredosis de medicamento.

Comentó el doctor Abraham Mancilla que lamentablemente la enfermedad renal cónica es silente, por lo que el paciente se da cuenta de una afección hasta que presenta fatiga, pérdida del apetito, calambres, dificultad para respirar, entre otros síntomas.

Para cuidar el riñón recomendó a la población evitar la automedicación, alimentarse sanamente, realizar ejercicio y beber agua natural, evitando ingerir líquidos con alto contenido de azúcar.

Comentarios

comentarios

Publicidad