Publicidad

La tradicional fiesta del panecito endulzará al Barrio Arriba este 10 de septiembre.

Como cada año desde hace más de medio siglo, decenas de productores de pan dulce se instalarán en las calles de la colonia Obregón o Barrio Arriba.

El motivo de esta tradición se debe a la fiesta de la solemnidad a San Nicolás Tolentino.

Desde las 6 de la mañana hasta poco después de la medianoche, se podrá degustar de esta tradición, que proviene después de una visión.

Tal reflejo lo tuvo San Nicolás en sus sueños, cuando se le apareció la Virgen María y le aconseja mojar un pan en agua para sanar y curar sus enfermedades.

Es la misma gente del Barrio la que sigue está tradición año con año.

Algunos de los visitantes a este barrio después de comprar los panes los llevan a bendecir y luego los degustan con sus familiares.

Antes solo había pan de agua o floreado, hoy en día hay cada tipo de miniatura de pan dulce que se pueden encontrar en cada uno de los puestos que se instalan.

Música, antojitos mexicanos, fiesta y hasta juegos mecánicos es posible encontrarlos si se da una vuelta durante esta emblemática tradición.

Comentarios

comentarios

Publicidad