Por: Lic. Juan José Sánchez Santiago (https://www.facebook.com/juanjo.sanchez007 )

¿A quién dentro Morena, le incomoda López – Gatell?

Si lo pensamos bien, la temeraria consigna de la televisora del Ajusco, esa que lanzó la noche del viernes Javier Alatorre, conductor estrella de TV Azteca, en el noticiero estelar, no tiene como objetivo directo hacer blanco en el gobierno de la 4T. No, el tiro es directo… derecha la flecha contra el Subsecretario de Salud Federal, Hugo López-Gatell Ramírez.

“Es más, se lo decimos con todas sus palabras, ya no le haga caso a Hugo López-Gatell”, sentenció el presentador.

¡Tómala! Pero vámonos por partes.

López-Gatell empezó a cobrar notoriedad derivado de los problemas de desabasto de medicamentos, vacunas, retrovirales para enfermos de VIH y principalmente, por la escases de tratamientos para niños con cáncer.

Pero su fama empezó a cobrar fuerza casi al mismo ritmo que el Coronavirus se acercaba a nuestro país. Al principio y al más puro estilo del presidencialismo que se adopta en MORENA, tuvo sus tropiezos, como aquel de la “fuerza moral”.

Después de eso, el funcionario federal empezaba a ganar adeptos entre simpatizantes y no, de la 4T, aunque tarde, cuando empezaron a adoptarse las medidas de prevención la gente le creía. Es más, hasta le dieron su propio espacio; algo así como las mañaneras de Andrés Manuel, pero por las tardes, en horario donde la gente pueda verlo, antes de cambiarle a las telenovelas.

Sin embargo, cometió el error de contradecir al “Señor Presidente”, en una de sus mañaneras, la del 26 de marzo, para ser precisos, Andrés Manuel López Obrador dijo que de acuerdo a sus técnicos especialistas, científicos, el 19 de abril, o sea, mañana, íbamos a poder salir de la gravedad de la pandemia, y volteó a ver a su mano derecha en este tema, a López-Gatell.

Titubeante, teniendo que tomar de forma inmediata la decisión de decir la verdad o desmentir al Presidente de la República, en el espacio diseñado para que diga lo que él quiera y de sus propios datos, el galeno atinó solamente a decir “más o menos”.

Y la furia del mandatario se encendió en ese momento, “¿qué dijiste? A ver, ven aquí”. Lo demás pasó desapercibido.

Al presidente le costó trabajo tener que dejar sus giras, esas donde le gusta rodearse de gente beneficiada por sus programas sociales o que aspiran a recibir uno, que le aplaudan, le gusta pararse enfrente de la multitud y hacer una especie de mitin de campaña, esos que domina a la perfección.

Hoy le urge regresar a esos tiempos, sobre todo cuando los resultados de varias casas encuestadoras lo colocan cada vez más abajo en la aprobación de la gente. Quizás él ya se había hecho ilusiones de que este domingo 19 de abril podría anunciar el regreso a la vida cotidiana o a lo mejor ya hasta tenía alguna gira programada.

Alguien tiene que pagar los platos rotos y la víctima perfecta podría ser el médico especialista que le ha tenido notificar que esto todavía va para largo y que lo peor está por venir.

Aunque dentro de Morena hay más personajes que podrían ser los autores del fuego amigo. Algunos funcionarios y legisladores suponen que el llamado a la “desobediencia civil” proviene del norte de nuestro país y orquestado por otro morenista, el Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla.

Sí, ese que ganó una elección por dos años y que con todo el apoyo del aparto de la cuarta transformación y de la misma Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero pretende quedarse 5.

Pero dentro de MORENA y por como acostumbran a llevarse entre sí, podría ser cualquier otro.

Resulta difícil creer, que la televisora de uno de los consorcios; que se dice han sido más beneficiados por el Gobierno de la 4T, de la noche a la mañana se lance en un ataque kamikaze.

El tiempo lo dirá. Mientras tanto, los que no se la acaban son la televisora y el propio Javier Alatorre, que han pasado a ser los villanos favoritos de los ejércitos digitales morenistas. ¿Qué cosas no?

Comentarios

comentarios

Publicidad