Publicidad

Luego de la masacre ocurrida en Irapuato donde más de 27 personas fueran asesinadas, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue por fin aceptó colaborar con la Federación en Materia de Seguridad luego de dos años de reiterada negativa.

Diego Sinuhe rechazó en todo momento asistir a las reuniones de coordinación de seguridad con las autoridades federales durante los dos años de gobierno, sin embargo, luego de que la inseguridad se le saliera de las manos, pidió ayuda al gobierno federal.

En su momento, el gobernador criticó las reuniones de seguridad de López Obrador, donde aseguró que ahí no se tomaban decisiones.

“No he estado, ni iré a esas reuniones, ya se lo he dicho públicamente y se lo vuelvo a repetir, porque ahí no se toman decisiones”, señaló Diego Sinhue en aquel momento.

En una entrevista declaró que ni siquiera ha estado presente en las tres reuniones a las que se refirió Durazo en el balance anual, pues quien acude a esos eventos es su secretario de Seguridad. (Foto: Presidencia)

Ahora, Rodríguez Vallejo pidió a las autoridades federales coordinarse con las estatales para enfrentar la violencia que vive Guanajuato, luego de la masacre ocurrida en Irapuato.

El Gobernador no suele comentar temas de violencia, no acude a las reuniones de seguridad, sólo habla de seguridad cuando se trata de temas políticos: para responderle al Presidente de México, como lo hizo el pasado 29 de junio.

Luego de lo ocurrido en Irapuato, el gobernador condenó el ataque a través de sus redes sociales:

“Las vidas arrebatadas por la violencia duelen. Guanajuato y sus instituciones tenemos un compromiso absoluto con la Justicia. Hoy más que nunca es necesaria la intervención coordinada de autoridades federales y estatales, como única vía para afrontar con éxito esta situación”.

El Fiscal General Zamarripa Aguirre también se pronunció después de un silencio de casi dos meses en sus redes sociales, con un mensaje muy parecido al de Rodríguez Vallejo.

Comentarios

comentarios

Publicidad