Publicidad

Por: Gerardo Mosqueda De acuerdo, pero cambiando la perspectiva. Estimado lector no se impaciente.

Trataré de explicarme.

El plan de trabajo del gobierno federal no existe y si alguna vez se hizo un documento con ese nombre; su contenido es irrelevante tanto para el propio gobierno federal como para los legisladores de MORENA.

Usted puede no estar de acuerdo con lo que contiene el plan de gobierno, pero no importa… la ruta que sigue el país no es de gobierno.

En más de 400 días con la investidura presidencial sólo vemos cómo crece la confusión entre los mexicanos en todos los temas de la vida del país. El primer ingrediente que hemos agregado a nuestra actividad cotidiana es incertidumbre.

No es mi propósito repetir que nunca hemos tenido más crímenes dolosos en nuestro país que en 2019, el presidente se reúne diario con el gabinete de seguridad, eso dice él, pero las cifras crecen, la desesperanza también y las explicaciones son una especie de “disco rayado” los delincuentes pueden hacer lo que quieran, la fuerza de orden del país tiene instrucciones de no actuar y si “por descuido” logran detener algún líder de los delincuentes el aparato de seguridad tiene instrucciones de liberarlos, cuidarlos y que no se les moleste… para que lleven su vida normal ( lo que cada lector quiera entender ).

Nadie, de entre los poderes de la unión, se puede permitir contradecir al presidente, así que hasta los funcionarios inteligentes deben secundar las ocurrencias del jefe del ejecutivo, también los jueces y magistrados, especialmente los legisladores y cuando unos pocos gobernadores le manifiestan no estar de acuerdo con su barbaridad de desmantelar el sistema de salud del país, los reta, si leyó usted bien, les lanza el reto: vamos a ver quién lo hace mejor…

El presidente López no sabe de sumar voluntades, de unir criterios, de valorar la participación de la sociedad en los temas que le afectan a la sociedad y se mantiene en su contradicción de polarizar, mejor dicho, de enfrentar a los mexicanos.

Por más esfuerzos que se hayan hecho por desmantelar la vida de las instituciones del país, por parte de MORENA, las tribus de izquierda, especialmente los viejos priistas ahora en el poder… hay grandes retos por plantear desde la sociedad con herramientas poderosas en la capacidad de comunicación que permiten las redes sociales.

Reconstruyamos las oportunidades para las nuevas generaciones de mexicanos partiendo de la capacidad de comunicar los valores de una sociedad que ya llegó a los límites de tolerancia, si la vida democrática es un bien social contra la ruta de dictadura que está detrás de las ocurrencias del presidente, es tiempo de gestiones solidarias y participación política en los poderes legislativos federal y de los estados. Es tiempo de que los partidos políticos de oposición que se han visto apabullados por la sobre representación del partido del presidente López, volteen a ver a los liderazgos de la sociedad para hacer una causa común: cambiar el rumbo del país.

En democracia, sobran los demagogos y ocurrentes mesiánicos, el presidente López en 400 días agotó su bono electoral, suficiente tiempo para demostrar su incompetencia, inmadurez y falta de visión.

La oportunidad de hacer mejor sociedad y mejor gobierno es ahora… no como slogan, si como proyecto político. El tiempo de participación es breve, la coyuntura es en las elecciones intermedias, si creemos que vale la pena rescatar la participación ciudadana en los procesos electorales.

Es una oportunidad solo los mexicanos debemos resolver los problemas de nuestro país. Entonces está en nuestras manos.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato 

presidente@iapguanajuato.org, gmg@gerardomosqueda.com.mx

gerardomosqueda/ mosquedagerardo

Comentarios

comentarios

Publicidad