La Cruz Roja Mexicana, en el municipio de Salamanca suspendió sus servicios hasta que haya más seguridad para los paramédicos, esto luego de que hombres armados interceptaran una ambulancia y se llevaran a un hombre lesionado por arma de fuego.

Fue a partir de las 9 de la noche del sábado que los socorristas al temer por su integridad ya no prestaron sus servicios, por lo que apagaron la electricidad de sus instalaciones y las cerraron.

Publicidad


La postura de no brindar el servicio hasta que se garantice la seguridad de los socorristas fue comunicada a través de un comunicado.

Además, se le dio aviso al presidente del patronato, José María Rostro Fernández, y éste a su vez a Protección Civil Estatal, a su titular, Luis Antonio Guereca Pérez.

Ante esta situación las otras corporaciones redoblaron sus cuadrillas para atender las emergencias.

Comentarios

comentarios

Publicidad