Publicidad

Entre la vida y la muerte se encuentra un menor de edad que resultó con el 90 por ciento de quemaduras en su cuerpo, tras ser rociado con gasolina por un indigente.

De acuerdo a los primeros informes, el responsable también resultó lesionado.

Los hechos se registraron a las 6:25 de la tarde de este sábado, en la tienda abarrotes conocida como “La Ventanita”, ubicada en calle 16 de septiembre cerca del Hospital General de León (HGL).

Luciano Araiza Salazar, de 13 años, atendía la tienda de sus padres cuando un indigente llegó y le roció gasolina en el cuerpo y le prendió fuego.

El responsable también resultó con quemaduras y fue detenido por elementos de la Policía Municipal.

Mientras que familiares y testigos comenzaron a apagar el fuego y al rescatar al menor, lo trasladaron al hospital donde fue reportado como grave de salud por las quemaduras que recibió en el cuerpo.

Luciano fue auxiliado por sus familiares y vecinos, y cuando controlaron el fuego lo trasladaron al Hospital General, donde continúa luchando por su vida.

Comentarios

comentarios

Publicidad