Publicidad

Agentes de Tránsito de León fueron grabados en celular mientras sometían a un hombre y una mujer, luego de negarse a hacerse el alcoholímetro.

“El sábado (16 de marzo) nos detuvieron a mi socio y amigo por un operativo de alcoholímetro, él les dice que no ha tomado y el comandante Venancio se acerca a la camioneta y mete la mano quita los seguros y abre la camioneta y no nos deja avanzar Al ver esto yo empiezo a grabar y a preguntar por qué motivo abría un vehículo sin permiso.

“Nos remitieron a Camelinas y ahí nos dejan incomunicados y esposados. Pero la camioneta no es de mi compañero, sino de su pareja, yo salgo con multa y a él lo sacó con un amparo. Pero ahora tránsito no quiere regresar la camioneta porque según mi compañero no cumplió con el arresto”.

La Secretaría de Seguridad Pública de León emitió un comunicado sobre el video donde se muestra el actuar de los elementos de la Dirección de Tránsito y en el que señalan que, por protocolo, tuvieron que recurrir al uso de la fuerza.

“El operativo alcoholímetro tiene como finalidad salvaguardar la integridad física de las personas e inhibir accidentes viales por la ingesta de bebidas embriagantes, el mismo tiene un protocolo para su realización.Derivado a un video que circula en redes sociales de una intervención de agentes de Tránsito Municipal, para someter a una persona en el operativo alcoholímetro realizado el pasado viernes 16 de marzo sobre el bulevar Juan José Torres Landa en la colonia Puerta de San Rafael, la Secretaría de Seguridad Pública informa:Para aplicarles la prueba de alcoholemia a los conductores, agentes de la dirección desvían los vehículos al dispositivo, lugar donde primeramente el agente detecta si el conductor tiene aliento alcohólico.

Fue en ese proceso donde un agente indicó al conductor de un automóvil Chevrolet, gris, tipo vagoneta, que ingresara a la revisión, donde el conductor se resistió a ser revisado por las autoridades, así como la acompañante, quien impedía que los elementos realizaran sus funciones.Debido a esto, apegados a protocolo y para salvaguardar su integridad física y la de su acompañante, los oficiales se vieron obligados a hacer el uso de la fuerza pública para mitigar cualquier riesgo, para luego realizarle la prueba del alcoholímetro.

El resultado de la prueba realizada por el área médica, el hombre identificado como René N. 40 años, fue de 0.65 MG/DL de acuerdo al Reglamento de Policía y Vialidad, lo cual indica que no apto para conducir vehículos de motor.

Por falta al artículo 127 del Reglamento, el cual señala: las personas tienen prohibido conducir vehículos de motor cuando se encuentren en estado de ebriedad determinado clínicamente, o tenga un nivel de alcohol en la sangre de 0.8 gramos por litro o de alcohol en aire espirado superior a 0.4 miligramos por litro, así como cuando se determine clínicamente que está bajo el influjo de sustancias psicoactivas, narcóticos, estupefacientes, psicotrópicos o cualquier otra sustancia que produzca efectos similares, fue detenido y puesto a disposición del Oficial Calificador en turno.

Asimismo, la acompañante identificada como Emma N., fue detenida por falta al Reglamento de Policía y Vialidad en los artículos 11 fracción X y fracción XI, los cuales señalan:Son faltas contra la seguridad pública y ciudadana: oponer resistencia o impedir, directa o indirectamente, la acción de los elementos operativos de la Secretaría en el cumplimiento de su deber y hacer uso de la fuerza o violencia física o verbal ya sea insultando o profiriendo amenazas en contra de la autoridad.

El vehículo sellado fue llevado a una pensión para su resguardo.

Derivado a la audiencia de calificación a René N. se le asignaron 20 horas de arresto inconmutable, sin embargo, por el juicio de amparo número 235/2019-V, fue puesto en libertad luego de pasar 5 horas en los separos preventivos.

A Emma en la audiencia de calificación se le asignaron 24 horas de arresto o el pago de 400 pesos.

Luego de realizar el pago fue puesta en libertad.

Comentarios

comentarios

Publicidad