Gracias al reporte de un padre de familia, la Dirección General de Fiscalización y Control logró la suspensión de una fiesta clandestina que presuntamente era una graduación de secundaria.

Ésta se realizaría en un salón de fiestas ubicado en San Pedro de los Hernández y el boleto tenía un costo de 70 pesos.

Publicidad

Alrededor de las 7:00 pm, ya se habían congregado cerca de 80 personas, casi todas, menores de edad.

De acuerdo con el reporte del padre de familia, el evento había sido anunciado a través de redes sociales, y se prometía que habría servicio de barra libre, no obstante, las y los jóvenes que iban llegando al lugar llevaban sus propias bolsas con bebidas alcohólicas.

En lo que va del año, la dependencia ha logrado la detección y suspensión de 12 fiestas clandestinas que, en su generalidad, fueron organizadas para personas menores de edad.

“Estamos alertando a los padres y madres de familia para que eviten que sus homos acudan a este tipo de fiestas en las que no hay un control de acceso ni seguridad y se ofertan el alcohol y bebidas de todo tipo a quienes asisten. Necesitamos su colaboración para evitar hechos lamentables”, señaló Francisco Javier Arenas Hernández, director general de la dependencia.

Asimismo, el servidor público pidió a la ciudadanía que denuncien ante Fiscalización este tipo de actividades clandestinas y de riesgo.

Comentarios

comentarios

Publicidad