Más de 70 personas fueron engañados por una trabajadora de la clínica T-21, quien les pidió dinero a cambio de plazas en la nueva clínica que se construye en la ciudad.

La presunta defraudadora les pidió ‘moches’, desde 15 mil pesos hasta 80  mil. Sin embargo los tratos fueron de palabra, por lo que los afectados no pudieron formalizar la denuncia ante el Ministerio Público.

Los afectados dijeron que la presunta responsable de nombre Martina Moreno Mares trabaja en el área de Rayos X.

Moreno Mares, presuntamente comenzó a contactarlos desde enero de este año, para ofrecerles las plazas, las cuales iban desde asistentes de consultorios, en el área de farmacia, mantenimiento y en su misma área.

“A la persona que estamos acusando es mi prima, Martina Moreno. Ella nos ofreció plazas en el IMSS, ya que trabaja en la T-21. Yo pagué en total 40 mil pesos, mi hermana 30 mil, es prima de ambas. Pasó el tiempo y nos dijo que había lugares para meter a más gente, para la clínica nueva (58) que se va a abrir”, señaló su prima, Rosalba Moreno.

“Invitamos a nuestras propias familias, porque lo primero que queríamos era ayudar, y así se fue dando el caso de que muchos fueron entrando, vecinas, primas, todos pagamos por un lugar en la institución”, acusó la afectada.

Rosalba y Rosy, otra de las afectadas, fueron a reclamarle a Martina, sin embargo, fueron recibidas de forma violenta por Martina y su esposo.

“Ya metí la denuncia porque el señor me agredió y nos amenazaron de muerte”. Señaló Rosy.

Otro afectado que se encontraba presente, dijo que a él le pidieron cerca de 80 mil pesos.

Los afectados tienen en su poder una lista de todas las personas que dieron dinero, sumando un total de un millón, 878 mil pesos.

Ahora, los afectados no tienen plaza y tampoco el efectivo de regreso, muchos de ellos, endeudados y pagando intereses de préstamos que hicieron para poder dar ese dinero.

Las víctimas aseguran que ni el sindicato, ni la institución les han hecho caso.

 

Comentarios

comentarios