Publicidad

La Dirección General de Fiscalización y Control aseguró 49 botellas de mezcal que eran vendidas de manera irregular.

El líquido era ofertado en La Línea de Fuego. Los compradores podían elegir entre mezcal y crema de mezcal, bebidas que además podían degustar todos los transeúntes.

Los comerciantes no establecidos carecían de los permisos necesarios para la venta del producto alcohólico, y a su vez éste no contaba con los marbetes que ampararan su licitud y respectivo pago de derechos ante la Secretaría de Hacienda.

De esta manera, la Dirección de Fiscalización contribuye al ordenamiento del comercio en nuestro Municipio.

Comentarios

comentarios

Publicidad