A través de redes sociales un padre de familia leonés denunció a elementos de Movilidad de hostigarlo tras confundirlo como conductor de Uber y cuestionar a sus hijos su nombre para corroborar el parentesco con él.

Ante estos hechos, el hombre, compartió el video que da fé a su reporte ciudadano.

Publicidad

“El día de hoy después de recoger a mis hijos y a mis sobrinos del colegio, me detuvieron estos personajes del departamento de Movilidad de León, eran 3 camionetas, me pidieron que me detuviera con el argumento de que ellos tenían una supuesta denuncia, en la que se incluía mi número de placas, horarios, y hasta las cantidades que yo cobraba por transportar a los niños que viajaban conmigo, y que ellos aseguraban no eran mis hijos con excepción de uno de ellos, parecía que estaban capturando a un alto mando de los capos de la delincuencia.

Le pedí que me mostrara la denuncia ya que esta era tan detallada, y su principal argumento para detenerme, a lo cual respondió que no podía mostrármela, que si quería verla tenia que acudir a las oficinas de Movilidad, obviamente me reí, y acto seguido le pregunté que ¿cómo se atrevía a asegurar que esos niños no eran mis hijos?, a lo que respondió que le mostrara una identificación de los niños.

Al mismo tiempo otro elemento se acercó por la ventana trasera del copiloto para querer interrogar a los niños, cosa que me molesto por lo que les indiqué a mis hijos que cerraran la ventana y que nos les respondieran nada, por lo que este sujeto dijo que de no permitirles a los niños responder las preguntas me tendría que sancionar.

Como pueden ver en el video, le permití que les preguntara sus nombres a los pequeños y obviamente después de eso se quedó sin argumentos.

Les comparto este video y la experiencia, para dejar un antecedente de la forma en la que opera el departamento de Movilidad de nuestra ciudad, al que al parecer le importa más acosar a los ciudadanos como yo, violando a todas luces el derecho de circular libremente por nuestra ciudad, en nuestros propio vehículo del que además tenemos que pagar el ridículo impuesto de la tenencia, en lugar de ocuparse en tareas verdaderamente importantes.

Y es que es tan pequeño el criterio de quienes dirigen estas dependencias, que ahora resulta que todos los que tenemos un auto Versa, o un auto nuevo debemos someternos a sus detenciones al azar solo por que ellos sospechan que nos dedicamos al servicio de Uber , y peor aun valiéndose de mentiras como la de su supuesta denuncia.

La pregunta es… ¿Quién es el responsable de dirigir este tipo de operativos, y que podemos hacer nosotros como ciudadanos para evitar que sigan ocurriendo? Cuando a todas luces es una violación a los derechos de los ciudadanos, ¿a quien debemos agradecerle tan finas atenciones?”.

Comentarios

comentarios

Publicidad