Por: Jorge Hernández

León, Gto. En la colonia San Jerónimo además de ser escenario del asesinato de un agente de seguros al interior de un restaurante, los vecinos deben lidiar con la delincuencia común ya que los ladrones hasta las cámaras de seguridad se roban.

Publicidad

Vecinos de una casa de la calle Juan Pablo II, fueron víctimas del robo de su cámara y el hecho quedó captado por el sistema de seguridad a las 6:22 de la mañana del martes.

Los afectados denunciaron que el sujeto con anterioridad ha pasado a tocar los domicilios y ofrecer el servicio de lavacoches.

En un recorrido que Último Minuto hizo, habitantes de la colonia se mostraron desconfiados ante la tranquilidad con la que delincuentes cometen robos violentos y por los más recientes hechos ilícitos que terminan en total impunidad.

Comentaron que todavía el pasado viernes 12 de mayo escucharon disparos sobre la calle Juan XIII, y que por fortuna no afectaron a nadie, hecho que atendió la policía sin lograr algún aseguramiento o detención.

Para los entrevistados el robo de una cámara de vigilancia es reflejo de que los delincuentes quieren evitar ser captados porque realizarán un fuerte golpe, que por cambiarlo por un poco de dinero.

La grabación captó al mismo joven caminando por la banqueta de la calle un día anterior pero a las 9 de la mañana con 3 minutos.

Ese mismo día como a las 6 de la tarde al interior del restaurante “El Buffet de la Arrachera”, ubicado sobre la vuelta del Malecón del Río y el bulevar Juan Alonso de Torres, hubo un asesinato de un hombre llamado José Espartaco.

El fallecido tenía 54 años, era abogado y desde años se dedicaba a laborar como agente de seguros en una empresa de la ciudad.

Cuando se encontraba comiendo un sujeto llegó y le disparó en la cabeza. Luego el homicida corrió y subió a un Volkswagen Jetta en color gris y escapó sin que las autoridades municipales lo detuvieran.

Al día siguiente el joven volvía a merodear la colonia pero en esta ocasión para llevarse la cámara de vigilancia de una casa.

Los motivos y la razón y por qué lo hicieron se desconocen, lo que es cierto es que los robos a casas en la colonia y más recientemente una ejecución, no es nada alentador para los vecinos de San Jerónimo.

Cabe recordar que el pasado 28 de junio una familia mexiquense que radica en la calle Pío X, fue víctima de un robo violento en donde amordazaron a dos mujeres y les robaron sus pertenencias mientras les preguntaban por joyería y dinero que no tenían.

Así es el panorama que se vive en las calles de la colonia mientras que la presencia de las autoridades brilla pero por su ausencia, ya que aseguran que su presencia únicamente es para atender estos reportes.

Comentarios

comentarios

Publicidad