Andrés Manuel López Obrador, el nuevo presidente de México, informó que la reforma constitucional para elevar a delito grave el robo de hidrocarburos considera castigar también a quienes compren de manera individual, así lo dijo al presentar el “Plan Conjunto del Gobierno de la República para Combatir el Robo de Hidrocarburos en Pemex”.

El delito que genera ganancias equivalentes a una refinería nueva en tres años, no será posible evadirlo bajo fianza, pues cuando se presente la reforma que está preparándose castigará desde dentro de Pemex a los responsables, pero también al resto de la cadena.

Publicidad

Al puntualizar que 80 por ciento del robo se trata de “huachicoleo desde arriba”, es decir desde dentro de Pemex, quienes se encargan en promedio del desvío de 600 pipas diarias, dijo que los datos serán totalmente transparentes, a diferencia de otras administraciones. El 20 por ciento del robo corresponde a ordeña de ductos.

Agregó que el delito se conocía desde hace años, por el gobierno y directores de Pemex, aunque el presidente apuntó que no hay pruebas de que los directivos hayan participado.

Además de elevar a delito grave el robo de hidrocarburos, también considera la facturación falsa y el fraude electoral.

Comentarios

comentarios

Publicidad