Luego de que se reportara la muerte del presunto líder huachicolero, Jesús Martín Mirón, alias “El Kalimba” en la ciudad de Puebla, las autoridades de esa localidad señalaron que el sujeto pretendía cambiar su identidad a través de cirugías estéticas, pues en el momento del atentado, se practica una intervención para eliminar sus huellas digitales.

A través de un comunicado, se informó de sus avances al investigar los homicidios recientes, y determinó que hay cierta relación entre los hechos ocurrido en lugares distintos, y que el móvil es un ajuste de cuentas dentro un mismo grupo de huachicoleros.

Por último, se informó que los responsables del atentado estarían relacionados con el homicidio de 5 personas, en el municipio de Tlaltenango, sin embrago no revelaron mayores detalles sobre ellos.

Comentarios

comentarios