El menor de 12 años de edad que manejaba el vehículo en el que murieron cinco menores el domingo en la delegación Tláhuac, en la Ciudad de México, podría quedar en libertad debido a que de acuerdo con la nueva reforma penal no puede ser juzgado.

En la carpeta de investigación se señaló que el incidente pudo ser mayor pues Luis Eduardo conducía el auto en el que viajaban otras nueve personas, a 150 kilómetros por hora.

Según el menor, tras el choque salió del auto y vio los cuerpos de sus amigos, por lo que corrió a pedir auxilio hasta la casa de su primo, quien murió.

Los peritos de la PGJ detallaron que los cuerpos se encontraban a cinco metros de distancia entre cada uno. En el accidente murieron Diana “N” y Jovani “N”, de 12 años; Diana “N” y Brisa “N”, de 13, así como Kevin “N” de 14 años.

Los 10 menores que viajaban en el auto eran primos y vecinos de la misma colonia, sin embargo, familiares de los pequeños muertos aseguraron que no conocían a Luis Eduardo.

De acuerdo con declaraciones de los sobrevivientes, los nueve menores habían asistido a las festividades de Santa Catarina Yecahuízotl, cuando Luis Eduardo los invitó a subir al auto para darles un “aventón”.

Los padres del menor responsable son investigados y podrían ser sancionados, pues su omisión derivó en la muerte de cinco personas.

Comentarios

comentarios