AbbVie (NYSE: ABBV), compañía biofarmacéutica global, dio a conocer la aprobación de su nuevo tratamiento oral, de una sola toma diaria y  libre de ribavirina, para adultos con infección crónica por el virus de la hepatitis C en todos los genotipos principales – del 1 al 6-,  el cual ya está disponible en México. Este medicamento es un tratamiento pan-genotípico de ocho semanas para pacientes sin cirrosis, tratados o no previamente.

Esta terapia tiene un sólido perfil clínico. En tan solo 8 semanas de tratamiento, el 98 por ciento  (n= 749/768) de los pacientes infectados por el VHC, GT1-6 sin cirrosis y tratados o no previamente (solo los pacientes con genotipo 3 tratados con anterioridad requieren mayor duración de tratamiento) lograron la cura, es decir, que 12 semanas después de haber terminado el tratamiento, no se detectó presencia del virus. Esta alta tasa de curación se logró en pacientes con diferentes características, incluidas etapa de fibrosis, carga viral y genotipos más comúnmente asociados con la resistencia al tratamiento. La presencia de la mayoría de los genotipos o mutaciones que se asocian comúnmente con la resistencia ha demostrado tener un impacto mínimo en la eficacia de la terapia pan-genotípica de AbbVie.

La doctora Rosalba Moreno, Jefa del Servicio de Gastroenterología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), detalló que “esta novedosa terapia, que en la gran mayoría de los casos tiene una duración de 8 semanas, está indicada para pacientes sin cirrosis, ya sean pacientes que no han recibido tratamiento previamente o que ya recibieron algún otro tratamiento previo, por lo que podrá ser utilizada en la mayoría de los pacientes mexicanos que viven con el virus de la hepatitis C,  lo cual representa una ventaja tanto para los pacientes como para los médicos”.

La especialista en gastroenterología y endoscopía gastrointestinal agregó que la terapia beneficiará también a pacientes con retos específicos de tratamiento, incluyendo a aquellos con cirrosis compensada,  en todos los genotipos principales,  así como a pacientes que anteriormente tenían opciones de tratamiento limitadas, como los que cursan con Enfermedad Renal Crónica Grave (ERC), o con infección crónica por virus de la hepatitis C genotipo 3.

“Este tratamiento pan-genotípico combina dos nuevos y potentes antivirales de acción directa que inhiben las proteínas esenciales para la replicación del virus de la hepatitis C. Se ha demostrado que la presencia de la mayoría de los genotipos o mutaciones basales que están asociados comúnmente con la resistencia tiene un impacto mínimo en la eficacia de esta terapia”, detalló la Dra. Moreno.

Por su parte, la doctora Margarita Dehesa –destacada especialista en gastroenterología e integrante activa del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa) – explicó que la hepatitis C es una enfermedad del hígado que es potencialmente mortal ya que, de no ser tratada a tiempo, puede ocasionar cirrosis hepática, insuficiencia renal y, en algunos casos, cáncer de hígado. Los casos avanzados pueden requerir trasplante de hígado.

Actualmente –refirió–  existen entre 400 mil y 600 mil mexicanos infectados por este virus, de los cuales la gran mayoría no han sido diagnosticados. “No podemos negar que el abordaje terapéutico de la enfermedad se ha transformado significativamente; sin embargo, aún persisten grandes retos para la atención y el diagnóstico oportuno porque, según la Dra. Dehesa, el 80 por ciento de las personas que viven con el virus no son conscientes del estado de su infección y solo el 20 por ciento está diagnosticado, por lo que hizo hincapié en la importancia de la prueba de detección y en el desarrollo de un plan encaminado a la eliminación de la enfermedad en el que participen el gobierno, la iniciativa privada, la sociedad civil y  la academia.

Por su parte, el doctor José Luis Cañadas, Director Médico de AbbVie México, reconoció que el camino para la eliminación del virus de la hepatitis C en nuestro país es un trabajo en conjunto que involucra a todos aquellos que colaboran en el sistema de salud y destacó la llegada de esta nueva terapia pan-genotípica de corta duración que beneficiará a miles de mexicanos.

“Avanzamos en la ciencia y la medicina desarrollando opciones de tratamiento innovadoras para los pacientes, con el objetivo de curar a la mayor cantidad de personas que viven con el VHC. Por ello, en AbbVie reforzamos nuestro compromiso de trabajar con la comunidad de VHC y las autoridades de salud para eliminar el virus de la hepatitis C, y celebramos que, con la aprobación de esta terapia, los pacientes infectados con el virus de la hepatitis C (GT1-6) pueden tener una nueva opción de tratamiento que les llevará a una vida libre de la enfermedad en tan solo 8 semanas, con muy pocos efectos adversos”, dijo el Dr. Cañadas, luego de reconocer el trabajo de las instituciones de salud, tanto públicas como privadas, “para que los profesionales de la salud cuenten dentro de su arsenal terapéutico con este tratamiento que beneficiará a los pacientes mexicanos”, concluyó.

Comentarios

comentarios